Idiomas:
Inicio » Efectos de cannabis » Nivel 1

Efectos del consumo de cannabis en adolescentes

Efectos de cannabis  inicio

Contexto - El cannabis es una de las drogas ilícitas más consumidas.

¿Están bien informados los adolescentes de los riesgos asociados a esta sustancia? ¿Cuáles son esos riesgos?

Este es un resumen fiel del informe publicado en 2015 por El Centro Canadiense de Lucha contra Abuso de Sustancias (CCSA): " The Effects of Cannabis Use during Adolescence" 

  • Fuente:CCSA (2015)
  • Resumen & Detalles: GreenFacts
Ultima actualización: 1 abril 2016

Introducción

El cannabis es un importante problema político, de salud y de orden público. En Norteamérica, el debate público sobre el cannabis tiende a centrarse en cuestiones jurídicas y sociopolíticas, y cada día se publican y analizan nuevas pruebas, opiniones y perspectivas, lo cual aumenta la confusión sobre el estatus, la prevalencia y los efectos del cannabis. En el caso de los adolescentes, tomar decisiones sobre su consumo sin conocer bien los hechos puede tener graves consecuencias.

¿Qué riesgos directos planeta el consumo de cannabis para la seguridad?

Aunque en algunas personas, especialmente consumidores con poca experiencia, el consumo de cannabis puede provocar efectos indeseables, como ansiedad intensa, pánico y síntomas psicóticos, el riesgo de sobredosis es extremadamente bajo, incluso a las dosis más elevadas.

El mayor riesgo para la seguridad de los jóvenes es probablemente la conducción bajo los efectos del cannabis. En las encuestas entre estudiantes, aproximadamente el 10-20 % de los jóvenes con carnet afirman haber conducido menos de una hora después de consumir cannabis, cifra casi idéntica a la registrada para la conducción bajo los efectos del alcohol. Aunque las pruebas indican que conducir bajo los efectos del cannabis no es tan peligroso como hacerlo en estado de embriaguez, el riesgo de colisión y lesiones sigue siendo considerablemente mayor, aumentando aún más en caso de combinar ambas sustancias.

La intoxicación por cannabis también se ha vinculado a problemas de concentración, procesamiento de la información, coordinación motora y tiempo de reacción.

¿Cuáles son los efectos a corto y largo plazo del consumo de cannabis?

Numerosos estudios indican que el consumo de cannabis puede producir una serie efectos físicos, mentales y psicosociales a corto y largo plazo. En los estudios que han encontrado pruebas sólidas de una relación, las siguientes variables se asocian al consumo “regular” o “intensivo” de cannabis, generalmente definido como diario o casi diario:

  • En comparación con el consumo de alcohol y tabaco, en los adolescentes consumidores de cannabis el índice de transición a otras drogas o problemas de drogadicción es mayor.
  • El riesgo de dependencia es de aproximadamente un 9 % entre todos los consumidores de cannabis, y alrededor del 16 % entre quienes inician el consumo en la adolescencia.
  • Se observan síntomas de tolerancia y abstinencia, como depresión, insomnio, ansiedad y trastornos del apetito, normalmente en casos de consumo frecuente y prolongado.
  • El consumo regular de cannabis en la adolescencia se asocia con síntomas psicóticos, como esquizofrenia, y también con un posible aumento del riesgo de depresión y suicidio. Asimismo, se ha encontrado una relación entre el consumo regular a largo plazo iniciado en la adolescencia y deficiencias en la atención, la memoria y el aprendizaje verbal.

¿Cuáles son las posibles consecuencias del consumo de cannabis en la adolescencia?

Los adolescentes son más vulnerables que los adultos a los efectos adversos del consumo regular e intensivo de cannabis, como deterioro cognitivo, dependencia, problemas de desarrollo psicosocial, bajo rendimiento escolar y laboral, trastornos psiquiátricos relacionados con los fármacos, y, en general, menor eficacia de los tratamientos.

En algunos contextos, el deterioro cognitivo a largo plazo causado por el consumo regular de cannabis se ha revertido, pero en los casos de consumo intensivo que comienza en la adolescencia esto se considera menos probable. Los jóvenes podrían ser especialmente vulnerables a estos efectos negativos debido a los profundos cambios neuroquímicos y estructurales que se producen en el cerebro durante la adolescencia. En general, cuanto antes se inicia el consumo de cannabis, mayor es el riesgo de problemas a largo plazo.

Dado que los efectos del cannabis pueden afectar al aprendizaje y la realización de tareas escolares, los jóvenes que consumen cannabis regularmente tienen más probabilidades de abandonar la educación secundaria y menos de continuar sus estudios en caso de finalizarla. Asimismo, los jóvenes que ya de por sí son vulnerables al fracaso escolar debido a otros factores podrían ser más propensos a consumir cannabis regularmente y relacionarse con compañeros que también lo hacen.

¿Cuáles son las limitaciones reales de los estudios disponibles sobre los efectos del consumo de cannabis?

Dado el elevado índice de consumo de cannabis entre los jóvenes durante este período clave de su desarrollo (así como la gran cantidad de información relacionada con el cannabis que se publica y analiza cada día), actualmente es más importante que nunca examinar lo que sabemos, lo que no sabemos y las pruebas que van apareciendo sobre los efectos del consumo de cannabis en la adolescencia. Si bien los programas de educación preventiva impartidos por las escuelas y centros de salud varían enormemente en cuanto a su contenido y ejecución, los de mejor calidad pueden retrasar el inicio del consumo un 20-40 % respecto a los grupos que no participan en dichos programas.

¿Cómo perciben y consumen el cannabis los jóvenes, concretamente en Canadá? 


En Canadá, el cannabis es la droga ilícita más consumida, y en muchos casos el consumo se inicia ya en los últimos años de la educación primaria. Aproximadamente una cuarta parte de los jóvenes en los grupos de edad de 15-19 y 20-24 años afirmó haber consumido cannabis durante el año anterior. En total, el consumo de cannabis entre los jóvenes es 2,5 veces mayor que entre los adultos de 25 años o más.

Aunque los niveles actuales de consumo de cannabis durante el último año son alarmantes, aún más preocupante es la alta frecuencia con la que algunos estudiantes afirman consumirlo. El consumo diario o casi diario en adolescentes se asocia con un aumento de los daños, y el índice de consumo intensivo de cannabis oscila entre el 1 y el 6 %.

En Canadá, los jóvenes presentan opiniones muy diversas sobre el cannabis, algunas de las cuales se basan en conceptos erróneos y mensajes contradictorios recibidos de los medios de comunicación, compañeros y adultos. Consideran que el consumo de cannabis está generalizado: es algo que “todo el mundo” hace “a todas horas”. También creen que el cannabis es relativamente inofensivo, y lo consideran una sustancia más “natural” que apenas puede considerarse una droga. Los jóvenes también han expresado opiniones contradictorias sobre cómo el cannabis afecta a la capacidad de conducir, llegando a afirmar que el consumo de cannabis mejora el rendimiento al volante y no es tan peligroso como conducir en estado de embriaguez. Así pues, es de vital importancia informar lo mejor posible a estos jóvenes.


FacebookTwitterEmail
Temas
Publicaciones A-Z
Versión impresa