Idiomas:
Inicio » Economía circular » Nivel 1

Hechos sobre la economía circular en la UE y en el mundo: qué, dónde, quién y cómo

Economía circular  inicio

Contexto - El consumo humano de bienes y servicios supera lo que se considera sostenible mediante recursos no renovables

¿Cómo puede el concepto de economía circular ayudar a hacer frente a este problema?

La presente síntesis es un resumen fiel de varios informes de consenso científico. Para obtener una lista de fuentes completa, consulte la sección de referencias aquí..
  • Fuente:PNUMA (2011) / OCDE (2008) / / EASAC (2015) / (2016)
  • Resumen & Detalles: GreenFacts
Ultima actualización: 19 junio 2017

1. Introducción

Según los análisis del Panel Internacional de Recursos (IRP, por sus siglas en inglés) del Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), el consumo humano de bienes y servicios supera lo que se considera sostenible mediante recursos no renovables.

Esto confirma la necesidad de aumentar la eficacia con que la economía utiliza los recursos naturales y evita la futura escasez de materias primas, algo que además de constituir un problema medioambiental es una cuestión vital para la viabilidad de la raza humana a largo plazo. Más en inglés…

2. ¿Qué se entiende por «economía circular»?

En términos generales, para la Comisión Europea, una «economía circular» es aquella que mantiene y optimiza el valor de los productos y materiales durante el mayor tiempo posible. Esto implica minimizar los residuos y el consumo de recursos, y retener estos últimos en la economía cuando un producto ha llegado al final de su vida de modo que puedan continuar utilizándose una y otra vez, para crear valor mediante una producción y uso de bienes y servicios más eficiente, con el objetivo de mejorar la capacidad de resistencia o sostenibilidad de dichos recursos.

Este concepto está inspirado en los ecosistemas naturales que funcionan en bucles conocidos como «sistemas cerrados», en el sentido de que contribuyen a su propia resistencia al optimizar el reciclado de recursos no renovables como las sustancias minerales, reutilizadas principalmente por sus productores primarios: las plantas.

Para el PNUMA, el consumo y la producción sostenibles se definen como «el uso de los servicios y productos conexos que responden a las necesidades básicas y traen consigo una mejor calidad de vida, reduciendo al mismo tiempo, a un mínimo, el uso de los recursos naturales y los materiales tóxicos, así como las emisiones de desechos y contaminantes a lo largo del ciclo de vida del servicio o del producto para no poner en peligro las necesidades de generaciones futuras».

No obstante, el informe señala2 que el rápido crecimiento del comercio internacional por lo general acrecienta el uso de energía y los flujos de recursos y, en ese sentido, no promueve el desacoplamiento, sino que lo obstaculiza, haciendo que resulte difícil asignar responsabilidades en cuanto al consumo de recursos y su impacto sobre el medio ambiente. Más en inglés…

2 http://drustage.unep.org/resourceefficiency/what-we-do/overview 

3. ¿Cuáles son las limitaciones fisicoquímicas de la producción y uso de productos y servicios?

En un sistema cerrado como la Tierra, del que entra y sale energía pero no materiales, determinadas estructuras pueden surgir y organizarse espontáneamente. Son las llamadas «estructuras disipativas», que favorecen e incluso maximizan la disipación (desorganización) de la energía que atraviesa el sistema o se acumula en él. Este es el segundo principio de la termodinámica: la ley de aumento de entropía (para obtener más información, consulte el Nivel 2). El ejemplo más sencillo sería un huracán: una estructura que, a partir de un umbral crítico, se organiza localmente y disipa el calor acumulado por el océano hacia la atmósfera. Los sistemas biológicos son simplemente estructuras disipativas más sofisticadas3.

Para mantener estas estructuras organizadas, es necesario un suministro constante de energía y el reciclado de las materias que las componen (agua en el caso del huracán, agua y minerales en el de las plantas, plantas en el de los animales, etc.). Por lo tanto, es imprescindible conservar los recursos naturales no renovables y optimizarlos dentro de la economía circular mediante la reducción, reutilización y reciclado (las «tres erres») de los productos y servicios utilizados. Más en inglés…


3 Puede ver un breve vídeo de animación sobre el tema, The principle of emergence (en inglés), aquí

4. ¿Cómo se crea una economía circular y qué beneficios se esperan?

En la práctica, la economía circular busca «desacoplar» el crecimiento económico de un mayor uso de los recursos y reducir los impactos ambientales. Según un informe del Club de Roma, para asegurar la transición a una economía integrada y circular es preciso llevar a cabo urgentemente ese desacoplamiento entre la creación de valor y el crecimiento puramente económico. Desacoplar el bienestar humano del consumo de recursos es un elemento central del mandato del IRP del PNUMA4 y de su Iniciativa Economía Verde5.

En este contexto, la definición funcional de la ONU-Medio Ambiente de una economía verde es, sin hacer referencia a su crecimiento, la que redunda en un mayor bienestar humano y equidad social, reduciendo al mismo tiempo los riesgos ambientales y la escasez ecológica. En su forma más básica, se puede considerar una economía verde aquella que tiene bajas emisiones de carbono, utiliza los recursos de forma eficiente y es socialmente incluyente. Para entender las aplicaciones concretas de este proceso, puede ver los breves vídeos educativos de animación publicados por la Comisión Europea (en inglés):

Sin embargo, esta transición requiere una evolución fundamental de nuestras ideas y nuestra mentalidad: en lugar de centrarse en abordar los problemas de uno en uno, aplicando un enfoque tradicionalmente reduccionista, es esencial poder integrar simultáneamente todas las dimensiones implicadas en dicho desacoplamiento, y adoptar para ello un método de análisis verdaderamente sistémico6. De hecho, en opinión de la Comisión Europea, la transición a una economía más circular requiere un «cambio sistémico completo, así como innovación no solo en las tecnologías, sino también en la organización, la sociedad, los métodos de financiación y las políticas»7.

Según un informe del Consejo Asesor Científico de las Academias Europeas (EASAC, por sus siglas en inglés), entre los principales beneficios que podrían derivarse de una economía circular destacan:

  • reducción del impacto medioambiental de la extracción y uso de recursos no renovables y la eliminación de residuos;  
  • transición de una generación de ingresos basada en la venta de productos a una basada en la oferta de servicios vinculados a estos productos; 
  • aumento de la seguridad del suministro y control de la subida de los precios; 
  • contribución significativa a la mitigación del cambio climático.  

Más en inglés…

4 See as a short introductive animation video on the subject: The principle of emergence https://www.youtube.com/watch?v=_WLYOYE8a5o 
5  http://www.gci.org.uk/Documents/Decoupling_Report_English.pdf
6 UNEP, 2011 Towards a Green Economy: Pathways to Sustainable Development and Poverty Eradication
 http://web.unep.org/greeneconomy/sites/unep.org.greeneconomy/files/field/image/green_economyreport_final_dec2011.pdf
7 http://staging.unep.org/greeneconomy/AboutGEI/WhatisGEI/tabid/29784/Default.aspx 

5. ¿Cuáles son los principales obstáculos para la economía circular?

Según el informe del Club de Roma, las fuerzas del mercado por sí solas no pueden avanzar hacia una economía más desacoplada ajustando la eficacia y resistencia totales a la disponibilidad de los recursos. Por otra parte, algunos de los reglamentos actualmente en vigor para promover dicha economía, como las políticas de apoyo a las energías renovables, el comercio de derechos de emisión, la directiva sobre diseño ecológico, las normas de eficiencia energética, los objetivos de reciclado de materiales, etc., siguen siendo ineficaces.

Además, como reitera el EASAC8, uno de los principales factores sigue siendo el hecho de que los precios del mercado no reflejan el verdadero valor global (que incluya los costes «externos» ocultos) de los bienes y servicios. Por lo tanto, estos precios no cumplen su función esencial de integrar la progresiva escasez de algunos recursos y la necesidad de coordinar realmente la demanda con la oferta disponible, y no ofrecen la plena compensación económica correspondiente al verdadero valor de los bienes y servicios producidos y consumidos.

Otro obstáculo importante es la existencia de subvenciones perjudiciales para el medio ambiente (EHS, por sus siglas en inglés)9 , como las ayudas para la extracción de combustibles fósiles. El informe del grupo de trabajo del PNUMA considera que los principales problemas que entraña el desacoplamiento son:

  1. explicar cómo el conocimiento de los flujos de recursos mundiales puede integrarse con los retos relacionados; 
  2. convencer a los decisores políticos (y al público) de que los límites físicos reales de los recursos naturales no renovables llaman a la acción; 
  3. acelerar el desacoplamiento ya iniciado entre el consumo de recursos y la economía; 
  4. desarrollar señales de mercado adecuadas; 
  5. promover las ciudades como espacios privilegiados para concretar en la práctica el concepto de desacoplamiento de los modos de producción y consumo; 
  6. demostrar que el desacoplamiento es un requisito previo indispensable para reducir los niveles mundiales de desigualdad social.  

Más en inglés…

8 http://www.clubofrome.org/a-new-club-of-rome-study-on-th e-circular-economy-and-benefits-for-society/  
9 European Commission Towards a circular economy: A zero waste programme for Europe
COM(2014) 398 final pg 2  http://cor.europa.eu/en/activities/stakeholders/Documents/COM(2014)%20398%20final.pdf

6. ¿Cómo pueden los consumidores contribuir a una economía más circular?

Las decisiones de millones (si no miles de millones) de consumidores pueden repercutir en apoyo o en detrimento de la transición hacia una economía circular de productos y servicios nuevos y mejorados. Sin embargo, como destaca también el informe del EASAC, un obstáculo importante sigue siendo la actitud y el comportamiento de los consumidores, más influenciados y motivados por las modas y el marketing de los empresarios y comerciantes que por la preocupación por la obsolescencia o el reciclado.

Por lo tanto, es fundamental concienciar a los consumidores y conseguir que asuman un papel más proactivo10. En este contexto, el plan de acción de la UE para la economía circular establece cinco ejes de actuación para ayudar a los consumidores a elegir mejores productos y servicios para el medio ambiente y, al mismo tiempo, facilitar el ahorro económico y mejorar la calidad de vida11. Más en inglés…

10  http://www.easac.eu/fileadmin/PDF_s/reports_statements/EASAC_Circular_Economy_Web.pdf
11 http://ec.europa.eu/environment/enveco/taxation/pdf/Harmful%20Subsidies%20Report.pdf  

7. ¿Cómo puede adaptarse mejor la producción de bienes a la economía circular?

La circularidad debe concebirse en el plano mundial, pero adaptarse y aplicarse a nivel local. En el ámbito empresarial, el coste de las «externalidades ambientales», tales como el valor intrínseco de los recursos no renovables dadas las reservas que pueden explotarse a largo plazo (combustibles fósiles, pero también tierras raras o fosfatos12 e incluso agua dulce), y el daño medioambiental causado por su explotación, pero también su transporte o consumo, deben reflejarse en los precios de mercado de los productos y servicios.

La economía circular comienza desde el principio mismo del ciclo de vida de un producto, ya que la fase de producción tiene un impacto global sobre el medio ambiente y la oferta de recursos, pero el uso de estos y la generación de residuos son retos locales13.

Según el informe del PNUMA, la innovación en estas áreas es clave, y deberá adoptar la forma de una economía del aprendizaje, donde la información se comparte, en lugar de la economía del conocimiento, donde la información está patentada y protegida.

Así pues, las iniciativas del programa de la UE deberían ayudar a innovar globalmente para alcanzar una economía circular mediante procesos de diseño y fabricación de productos mejores y más ecológicos, e incentivos económicos directos para los fabricantes de productos que se puedan reutilizar o reciclar fácilmente y que contribuyan a los procesos industriales innovadores. Entre estas iniciativas se incluyen medidas para reducir los residuos alimentarios y fomentar la sostenibilidad, reparabilidad y reciclabilidad de los productos. Se propone además promover normas de calidad para las materias primas secundarias, revisar el reglamento relativo a los fertilizantes, adoptar una estrategia sobre los plásticos que aborde cuestiones como su reciclabilidad, biodegradabilidad y la presencia de sustancias peligrosas, y una serie de medidas en el ámbito de la reutilización del agua. Más en inglés…

12  http://ec.europa.eu/priorities/sites/beta-political/files/circular-economy-factsheet-consumption_en.pdf
13  https://ec.europa.eu/commission/sites/beta-political/files/circular-economy-factsheet-consumption_en.pdf

8. ¿Puede una economía más circular ser rentable?

En el ámbito empresarial, las señales actuales del mercado siguen favoreciendo, en gran medida, el mantenimiento del modelo económico lineal. No obstante, algunas estimaciones de los beneficios de una economía circular en el contexto de la futura escasez de recursos indican posibles efectos positivos sobre la balanza comercial, el empleo, la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero, la eficiencia de las empresas y los recursos nacionales, y la seguridad del suministro.

En lo que respecta al empleo, una economía que favorece la reutilización, el reciclado, la actualización y la restauración requiere, a corto plazo, más mano de obra que las actividades de minería y fabricación, siempre y cuando otros factores, como la tendencia a la robotización descontrolada, no desafíen los modelos sociales14. Más en inglés…

14 Read our Phosphate Digest

9. ¿Cómo afecta la economía circular a los precios y los impuestos?

La evolución de las economías lineales se ha visto impulsada, entre otras cosas, por un mercado que no refleja la «verdad ecológica». Si se contrasta el verdadero coste global del modelo de economía circular que incluye las externalidades en los precios con el coste aparente del modelo de economía lineal, se puede establecer una comparación adecuada para la transición de esta economía lineal a una economía circular15.

Basándose en estos cálculos y en indicadores más concretos, no solo es posible sino fundamental replantearse el sistema de impuestos y precios.

Por ejemplo, adaptar el sistema de IVA (impuesto sobre el valor añadido) de la UE para incluir el coste de las externalidades permitiría distinguir los productos y/o actividades con menor impacto, facilitando así el desarrollo de una economía circular más sostenible que ofrezca ventajas para todos: el medio ambiente, los consumidores, los gobiernos y los negocios.

Sin embargo, como subraya el informe del EASAC, esto aún no se percibe como una modificación esencial de un modelo económico intrínsecamente deficiente e insostenible, sino como una carga adicional para la sociedad. Más en inglés…

15 Factor 5: Transforming the Global Economy through 80% Improvements in Resource Productivity by Ernst von Weizsäcker et al (2009/2010). http://www.clubofrome.org/report/factor-five/ 

10. ¿Cuáles son los indicadores de avance hacia una economía más circular?

Los indicadores económicos clásicos basados en la contabilidad nacional tradicional, como el conocido PIB (producto interior bruto), no constituyen un medio adecuado para medir la eficiencia con que se utilizan los recursos. Se están estudiando nuevos indicadores, más compatibles con el desarrollo sostenible. Este es el caso de los métodos basados en el análisis del ciclo de vida (ACV), que proporcionan una base más sólida para desarrollar herramientas específicas, tales como indicadores monetarios para integrar y diferenciar los costes de las externalidades ambientales y sociales de los productos y servicios, que de otra forma se confundirían. Más en inglés…

11. ¿Cómo y dónde se aplican ya los principios de la economía circular?

Los conceptos básicos de la economía circular ya se están aplicando en varios países, como detalla el informe del Club de Roma.

China tiene en marcha, desde 2006, programas de ahorro de energía y reducción de la contaminación obligatorios a nivel nacional, para hacer frente a lo que los investigadores chinos denominan «baja eficiencia de recursos» y «altos niveles de contaminación». Las medidas introducidas por China en adelante serán vitales para los demás países en desarrollo con propuestas políticas similares, y servirán como referencia para una «economía global» a nivel mundial.

El enfoque adoptado en Japón gira en torno al concepto de sociedad con un ciclo racional de materiales (SMC, por sus siglas en inglés), donde los instrumentos y el flujo de materiales son probablemente los ejemplos más avanzados de medidas encaminadas a aumentar la productividad de los recursos en la práctica y minimizar los impactos medioambientales negativos.

En Alemania, entre 1994 y 2007 se produjo un desacoplamiento de recursos en apariencia espectacular, si bien las cifras no permiten medir adecuadamente su impacto.

En los Países Bajos16, los productos de los sectores metalúrgico y eléctrico que se reparan y reutilizan representan alrededor del 16 % del volumen de productos nuevos, y alrededor del 81 % de los productos de estos mercados se depositan para su reciclado, lo que indica que, al menos en estos dos sectores, existe ya cierto grado de circularidad.

En la UE, los principios de la economía circular se han ido integrando gradualmente en las mejores prácticas industriales, la contratación pública ecológica, el uso de los fondos de la política de cohesión, y los sectores de la construcción y el agua. En su informe de 2017 sobre el plan de acción para una economía circular17, la Comisión Europea recogió las principales medidas adoptadas, entre ellas los pasos necesarios para informar y alentar a los inversores e innovadores a seguir un modelo de economía circular.

Asimismo, el Consejo Empresarial Mundial para el Desarrollo Sostenible publicó recientemente una guía práctica de la economía circular18, que incluía varios modelos de negocio concretos y definía cinco etapas clave para la transición de las empresas hacia esta economía.

Por último, el IRP publica periódicamente evaluaciones científicas de iniciativas de desacoplamiento económico en relación con las ciudades, el impacto medioambiental, el agua, los metales, la tierra y los suelos, los alimentos, etc.19 Más en inglés…

16 ARTIFICIAL INTELLIGENCE, AUTOMATION, AND THE ECONOMY EXECUTIVE OFFICE OF THE PRESIDENT  https://www.whitehouse.gov/sites/whitehouse.gov/files/images/EMBARGOED%20AI%20Economy%20Report.pdf
17 French Commissariat général du développement durable -Monétarisation des biens, services et impacts environnementaux : la variabilité des valeurs monétaires.  http://www.developpement-durable.gouv.fr/IMG/pdf/ED126.pdf
18 Opportunities for a circular economy in the Netherlands www.tno.nl 
19  http://ec.europa.eu/environment/circular-economy/implementation_report.pdf


FacebookTwitterEmail
Temas
Publicaciones A-Z
Versión impresa