Idiomas:
Inicio » Calidad del aire en Europa » Nivel 1

Calidad del aire en Europa

Calidad del aire en Europa inicio

Contexto - La calidad del aire sigue siendo una cuestión importante para la salud pública, la economía y el medio ambiente. Exponerse a la contaminación atmosférica supone, por lo general, la exposición a múltiples contaminantes, y la mala calidad del aire tiene graves consecuencias para la salud, pues contribuye a las enfermedades respiratorias y cardiovasculares.

Las políticas europeas de calidad del aire han obtenido en el pasado resultados positivos en la reducción de la contaminación atmosférica.

Este es un resumen fiel del informe publicado en 2013 por la Agencia Europea de Medio Ambiente (EEA): "Air quality in Europe - 2013 Report " 

  • Fuente:EEA (2013)
  • Resumen & Detalles: GreenFacts

Introducción

Este informe incluye una descripción general y un análisis de la calidad del aire en Europa, desde alrededor de 2002 hasta 2011. La calidad del aire sigue siendo una cuestión importante para la salud pública, la economía y el medio ambiente. Exponerse a la contaminación atmosférica supone, por lo general, la exposición a múltiples contaminantes, y la mala calidad del aire tiene graves consecuencias para la salud, pues contribuye a las enfermedades respiratorias y cardiovasculares. También repercute en la economía, debido a los costes médicos y la pérdida de productividad, y en el medio ambiente, ya sea afectando directamente a la salud de los ecosistemas o influyendo en la calidad del agua y del suelo. Las políticas europeas de calidad del aire han obtenido en el pasado resultados positivos en la reducción de la contaminación atmosférica.

¿Cuáles son los principales efectos de la contaminación atmosférica?

Los efectos más importantes de la mala calidad del aire se han observado en primer lugar en las zonas urbanas, donde causan problemas de salud, y en segundo lugar en los ecosistemas, donde la contaminación atmosférica altera el crecimiento de la vegetación y donde la eutrofización causada por dicha contaminación ha provocado una pérdida de biodiversidad.

¿Cuáles son las fuentes de contaminación atmosférica?

Casi todas las actividades económicas y sociales producen contaminantes atmosféricos de algún tipo. Las políticas aplicadas a escala europea, nacional y sectorial han ido reduciendo la emisión de muchos contaminantes atmosféricos y consiguiendo unos niveles aceptables de calidad del aire en toda Europa para algunos contaminantes, como el monóxido de carbono (CO) y el plomo (Pb). Sin embargo, el transporte por carretera, la industria, las centrales eléctricas, los hogares y las actividades agrícolas continúan emitiendo cantidades importantes de contaminantes atmosféricos. La combustión de biomasa (agrícola y forestal o de carbón) ha ganado importancia como fuente de contaminación atmosférica. Esto se debe a que la quema de leña suele ser relativamente barata, y se la considera una fuente de energía ecológica por ser renovable y neutra en carbono.

¿Cómo se regula la contaminación atmosférica en Europa?

Para cada sector, existen criterios de emisión de distintos contaminantes. Por ejemplo, hay normas de emisión para el sector del transporte y directivas para las emisiones industriales. La concentración en el aire de contaminantes nocivos también está sujeta a límites reglamentarios. Estos son legalmente vinculantes y han contribuido a reducir la concentración atmosférica de los principales contaminantes.

Conclusión

Las emisiones de los principales contaminantes atmosféricos en Europa disminuyeron durante el período 2002-2011. Esto se tradujo en una mejora de la calidad del aire en todo el continente (al menos en lo que respecta a determinados contaminantes). Sin embargo, una proporción significativa de la población europea vive en ciudades, donde aún se superan los valores límite de calidad del aire con regularidad. Las partículas en suspensión (PM) y la contaminación por ozono (O3) se asocian a graves riesgos para la salud, y la exposición a altos niveles de contaminantes orgánicos, en concreto los hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP), es motivo de creciente preocupación en el ámbito de la salud en Europa.

El objetivo a largo plazo de la UE de “alcanzar niveles de calidad del aire que no generen efectos y riesgos inaceptables para la salud humana y el medio ambiente” todavía está lejos de cumplirse. El aire que respiran los ciudadanos europeos a menudo no cumple con la normativa comunitaria. Los niveles actuales de contaminación tienen consecuencias evidentes para gran parte de la población urbana.

Ver también nuestros dosieres en ozono, partículas en suspensión, dióxido de Nitrógeno

This is a summary of the EEA report "Air quality in Europe - 2013 report "


FacebookTwitterEmailDescargar (1 página, 0.2 MB)
 foldout
Temas
Publicaciones A-Z
Versión impresa

Video