Idiomas:
Inicio » Cigarrillos electrónicos » Nivel 1

Los efectos de los cigarrillos electrónicos en la salud y el control del consumo de tabaco

Cigarrillos electrónicos inicio

Contexto - Los cigarrillos electrónicos son cada vez más populares.

¿Cómo afectan a la salud? ¿Pueden influir en el control del tabaco?

Este es un resumen fiel del informe publicado en 2014 por la Organización Mundial de la Salud (OMS): "Electronic nicotine delivery systems, Report by the World Health organization  " 

  • Fuente:OMS (2014)
  • Resumen & Detalles: GreenFacts

Introducción

Los cigarrillos electrónicos, cuya popularidad va en aumento, son un tipo de “sistema electrónico de administración de nicotina”, o “SEAN”. Utilizan un dispositivo para calentar una solución que se vaporiza y libera en forma de aerosol. Los principales ingredientes de esta solución son el propilenglicol y los aromatizantes, además de la nicotina, que no siempre está presente.

Algunos expertos acogen con beneplácito los SEAN como un medio para reducir el consumo de tabaco, mientras que otros consideran que esos productos podrían socavar los esfuerzos por desnormalizar el consumo de tabaco. Por consiguiente, los SEAN representan una frontera evolutiva llena de promesas y amenazas para el control del tabaco.

¿Cuáles son los productos disponibles y su presencia en el mercado?

Los sistemas electrónicos de administración de nicotina utilizan un dispositivo calentador para vaporizar una solución hasta convertirla en un aerosol. Existe una amplia gama de productos, y la forma en que se utilizan los dispositivos puede afectar a la absorción de nicotina, que depende de factores como la duración de la calada, la profundidad de inhalación y la frecuencia de uso. Además, algunos consumidores modifican los productos para alterar la administración de nicotina y/o de otras drogas.

El mercado parece estar en auge. Se calcula que en 2014 había 466 marcas, y que en 2013 se gastaron en todo el mundo 3000 millones de dólares en SEAN. Se pronostica que las ventas se multiplicarán por 17 para 2030. En 2012, el 7 % de los europeos de 15 o más años de edad habían probado cigarrillos electrónicos. Los usuarios indican que utilizan los SEAN para reducir el consumo de tabaco o dejar de fumar, y porque pueden utilizarlos en lugares sin humo.

¿Existen riesgos sanitarios asociados al uso de sistemas electrónicos de administración de nicotina (SEAN)?

La mayor parte de los productos para SEAN no se han sometido a ensayos por parte de científicos independientes, pero las pocas pruebas realizadas revelaron amplias variaciones en el carácter de la toxicidad de los contenidos y las emisiones.

Lo que está claro es que existen riesgos para la salud asociados a la inhalación de nicotina. La nicotina es adictiva y puede aumentar el riesgo de cardiopatías. Puede tener efectos adversos durante el embarazo y, aunque no es carcinógena en sí misma, puede actuar como “promotor de cáncer”. Las pruebas son suficientes para advertir a los niños y los adolescentes, las embarazadas y las mujeres en edad fecunda, acerca de las posibles consecuencias a largo plazo que el uso de SEAN podría conllevar para el desarrollo cerebral, debido a la exposición del feto y los adolescentes a la nicotina.

La inhalación de los aerosoles que liberan los sistemas electrónicos puede tener efectos para la salud. Por ejemplo, la exposición al propilenglicol puede irritar los ojos y los pulmones. Las pruebas existentes revelan que el aerosol de los SEAN no es simplemente “vapor de agua” como se suele afirmar en la mercadotecnia de estos productos. Los SEAN plantean graves amenazas para los adolescentes y los fetos.

En vista de la entrada relativamente reciente de los SEAN en el mercado, y del largo tiempo que tardan en aparecer muchas enfermedades, como el cáncer, a día de hoy no existen pruebas concluyentes de los riesgos sanitarios de los SEAN, y dichas pruebas no estarán disponibles hasta dentro de muchos años, incluso decenios. Sin embargo, es muy probable que el uso ordinario de SEAN produzca una menor exposición a sustancias tóxicas que los productos combustibles.

Las personas del entorno pueden estar expuestas a los aerosoles ajenos, lo que incrementa la concentración básica de algunas sustancias tóxicas, nicotina, y partículas finas y ultrafinas en el aire. Es probable que el aerosol exhalado aumente por encima de los niveles básicos el riesgo de enfermedad para las personas del entorno en el caso de algunos SEAN que generan niveles de sustancias tóxicas iguales que algunos cigarrillos. Si bien los niveles emitidos por los SEAN son por lo general mucho más bajos que los de los cigarrillos convencionales, se desconoce si esta exposición dará lugar a un mayor riesgo de enfermedad entre las personas del entorno.

¿Son los sistemas electrónicos de administración de nicotina una forma efectiva de dejar de fumar y superar la dependencia de la nicotina?

Si bien algunos informes indican que determinados usuarios de SEAN han dejado de fumar gracias a la utilización de estos productos, su eficacia aún no se ha evaluado sistemáticamente. Es probable que el uso de SEAN ayude a algunos fumadores a dejar de fumar, pero lo más probable es que solo se reduzca el número de cigarrillos, sin dejar de fumar por completo. Dado que parece que el número de años que ha durado el hábito de fumar es un factor más importante que la intensidad para ocasionar problemas de salud, el uso doble tendrá efectos beneficiosos mucho menores para la supervivencia en general que el abandono total del hábito de fumar .

¿Repercuten estos sustitutos en las actividades de control del tabaco existentes?

Aunque los sistemas electrónicos de administración de nicotina presentan una serie de posibles beneficios para los fumadores, existe un debate amplio y frecuentemente acalorado para determinar si estos sistemas demostrarán sus efectos positivos o negativos para la salud pública y, especialmente, para el control del tabaco. Los puntos de legítima preocupación apuntan a evitar que los no fumadores, y especialmente los jóvenes, se inicien en el consumo de nicotina y, al mismo tiempo, maximizar los posibles beneficios para los fumadores. Un informe dictaminó que los SEAN conllevarían ventajas para la salud pública solo en un entorno en el que el atractivo, la accesibilidad, la promoción y el consumo de cigarrillos y otros productos de tabaco quemado se reduzcan rápidamente.

¿Cuáles son las recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre estos productos?

La OMS reiteró que los fumadores obtendrían el máximo beneficio sanitario si abandonaran totalmente el consumo de tabaco y nicotina. En el contexto del Convenio Marco para el Control del Tabaco, la OMS recomienda que los sistemas electrónicos de administración de nicotina se reglamenten, lo cual precisa de una base científica sólida de la que no se dispone actualmente.

Más concretamente, la promoción de SEAN debería impedirse, al igual que la iniciación de no fumadores, embarazadas y jóvenes. Se deberían prohibir los reclamos sanitarios no comprobados sobre los SEAN, y las actividades existentes de control del tabaco deberían protegerse contra intereses comerciales y otros intereses creados de la industria tabacalera.


FacebookTwitterEmail
Temas
Publicaciones A-Z
Versión impresa