Idiomas:
Inicio » Fertilizantes fosfatados » Nivel 1

Fertilizantes fosfatados y seguridad alimentaria

Fertilizantes fosfatados inicio

Contexto - La seguridad alimentaria mundial depende del uso de fertilizantes, especialmente aquellos que contienen fosfato, un recurso finito.

¿Cómo puede gestionarse este recurso para garantizar la seguridad alimentaria?

Este es un resumen fiel del informe publicado en 2014 por Oficina Parlamentaria de Ciencia y Tecnología (POST): " Phosphate Resources POST Note" 

  • Fuente:POST (2014)
  • Resumen & Detalles: GreenFacts

Introducción

La seguridad alimentaria mundial depende del uso de fertilizantes, especialmente aquellos elaborados a partir de minerales de fosfato, un recurso finito. La mayoría de las reservas restantes se concentran en un número limitado de países, lo cual plantea riesgos geopolíticos. El informe en el que se basa la presente síntesis describe los distintos usos del fosfato y resume las posibles formas de reducir la dependencia de las reservas minerales.

¿Qué función desempeña el fosfato en la producción de alimentos?

El fósforo es un elemento químico esencial e insustituible para todos los seres vivos. En la agricultura moderna es de vital importancia para mantener el alto rendimiento de los sistemas agrícolas. Desde el siglo XX, el uso del fósforo en la producción de alimentos para hacer frente a la explosión demográfica ha cuadriplicado su circulación en el medio ambiente.

Producir alimentos para un consumidor de carne requiere aproximadamente tres veces más fosfato que alimentar a una persona vegetariana. Sin embargo, gran parte del fosfato que consumen los animales va a parar al estiércol, pudiendo reutilizarse en la producción agrícola.

¿Es el fosfato un recurso flexible?

El uso de fertilizantes fosfatados se intensificó en la segunda mitad del siglo XIX con la explotación del guano (depósitos de excrementos de pájaros y murciélagos) en las islas del Pacífico. Hasta entonces el fosfato se había extraído durante siglos de la harina de hueso. A partir del siglo XX, el fósforo extraído de las rocas fosfáticas pasó a ser la principal fuente de fosfato para fertilizantes y suplementos dietéticos para animales.

 Fuentes de fertilizantes fosforados a nivel global
Fuentes de fertilizantes fosforados a nivel global.:
El fósforo y la producción de alimentos - Anuario PNUMA 2011, p 37

La mayoría de los yacimientos de fosfato restantes de los que se tiene constancia se encuentran en África del Norte (64 %), Estados Unidos (15 %) y China (6 %). Esta concentración de la producción en un número limitado de países, unida a la ubicación de algunos de estos yacimientos en zonas de tensión geopolítica, podría llevar a la interrupción del suministro. La roca fosfórica se sumó a la lista de materias primas fundamentales en mayo de 2014.

Aunque se prevé que las reservas duren varios siglos, llegará un punto en el que la producción comience a descender, y esta reducción de la disponibilidad es una cuestión que debe abordarse. Es necesario encontrar formas más eficientes de utilizar los fertilizantes y maneras de recuperar el fósforo que se libera al medio ambiente en todas las fases de la cadena de producción. El fósforo de las aguas residuales ya se recupera en muchas partes del mundo donde existen plantas depuradoras.

¿Cómo contamina el fosfato el medio ambiente?

Los cultivos tratados con fertilizantes absorben solo el 10-15 %; el resto se acumula en el suelo. Gran parte del fosfato extraído se libera al medio ambiente desde su extracción hasta su aplicación al terreno. Dicho fosfato va a parar a los ríos, los lagos y, con el paso del tiempo, los océanos.

En el entorno acuático, este exceso de nutrientes puede provocar floraciones de algas y reducir la biodiversidad, en un proceso conocido como eutrofización, causado por el fósforo en los ríos y lagos pero no en los océanos, donde el causante suele ser el nitrógeno.

¿Cómo se puede controlar la contaminación por fósforo?

La eficiencia en el uso agrícola de los fertilizantes fosfatados y su paso de los terrenos agrícolas a las aguas superficiales se pueden controlar en tres fases diferentes:

  • Gestionar las fuentes: aplicar la cantidad adecuada de fertilizantes en el lugar y el momento adecuados.
  • Controlar la salida de las tierras de cultivo: limitar la escorrentía de superficie en los senderos utilizados por la maquinaria agrícola y establecer cultivos de cobertura en otoño.
  • Proteger los entornos acuáticos: construir humedales artificiales, desarenadores y diques, y controlar las zonas ribereñas con franjas arboladas o vegetales de separación.

Aunque el 60-80 % del fósforo presente en los ríos procede del vertido de aguas residuales de las plantas depuradoras, existe una tendencia creciente a recuperarlo y reutilizarlo como fertilizante.

En el pasado, los compuestos de fosfato eran también un componente básico de los detergentes para ropa y lavavajillas, pero la UE restringió el uso de los primeros en 2004 y 2013, y a partir de enero de 2017 impondrá asimismo restricciones al uso de los segundos. Estas limitaciones solo se aplican a los productos de limpieza domésticos: no afectan a los detergentes industriales.

Si bien el fósforo acumulado en el suelo no basta para lograr el máximo rendimiento de los cultivos, tener en cuenta esta fuente a la hora de determinar la cantidad de fertilizante necesaria puede ayudar a reducir la velocidad de consumo.


FacebookTwitterEmail
Temas
Publicaciones A-Z
Versión impresa