Idiomas:
Inicio » Fukushima consecuencias » Nivel 1

Las consecuencias del accidente nuclear de Fukushima – Informe del OIEA de 2015

Fukushima consecuencias inicio

Contexto - ¿Cuáles son las causas y consecuencias del accidente ocurrido el 11 de marzo de 2011 en la central nuclear de Fukushima Daiichi en Japón, provocado por un tsunami tras un terremoto masivo?

La presente síntesis es un resumen fiel de varios informes de consenso científico. Para obtener una lista de fuentes completa, consulte la sección de referencias aquí.

  • Fuente: (2015)
  • Resumen & Detalles: GreenFacts

Introducción

El informe evalúa las causas y consecuencias del accidente ocurrido el 11 de marzo de 2011 en la central nuclear de Fukushima Daiichi en Japón, provocado por un tsunami tras un terremoto masivo.

El terremoto y el tsunami causaron muchas muertes y daños considerables a los edificios y la infraestructura. Más de 15 000 personas perdieron la vida, más de 6000 resultaron heridas y, cuando se redactó este informe, alrededor de 2500 aún estaban desaparecidas. Fue el peor accidente en una central nuclear desde el desastre de Chernóbil de 1986.

El informe busca ofrecer una visión de lo que sucedió y por qué, a fin de que los gobiernos, los reguladores y las entidades explotadoras de las centrales nucleares de todo el mundo puedan aplicar las enseñanzas extraídas que correspondan.

¿Cuál fue la respuesta de las autoridades japonesas ante el accidente?

En la época del accidente, no existían disposiciones coordinadas a nivel nacional y local para responder a una emergencia nuclear y un desastre natural que se produjeran simultáneamente.

El Primer Ministro declaró una emergencia nuclear al final de la tarde del 11 de marzo, pero las consecuencias del terremoto y el tsunami, junto con el aumento de los niveles de radiación, dificultaron enormemente la respuesta en el emplazamiento, haciendo que muchas medidas de mitigación no se pudieran aplicar en el momento debido.

Cuando se detectaron radionucleidos en el medio ambiente, se adoptaron disposiciones para proteger la zona agrícola e imponer restricciones al consumo y la distribución de alimentos y al consumo de agua potable. Además, se estableció un sistema de certificación de alimentos y de otros productos destinados a la exportación.

¿Cuáles fueron las consecuencias inmediatas para las centrales nucleares de Fukushima Daiichi?

El terremoto provocó la pérdida de la alimentación eléctrica dentro y fuera del emplazamiento, lo que privó de la función de refrigeración a los tres reactores que estaban en funcionamiento, así como a las piscinas de combustible gastado.

Todos los reactores operativos en las centrales pararon de forma segura, pero pese a los esfuerzos de los operadores, los núcleos de los reactores de dos de las unidades se sobrecalentaron, el combustible nuclear se fundió y las tres vasijas de contención se fracturaron. Las explosiones en los edificios de los reactores causaron daños a las estructuras y el equipo, así como lesiones al personal.

Las otras cuatro centrales nucleares situadas a lo largo de la costa también se vieron afectadas por el terremoto y el tsunami en diferentes grados.

¿Cómo se protegió a la población general y a los trabajadores de emergencias?

Las decisiones iniciales sobre las medidas protectoras para salvaguardar a la población incluyeron la evacuación, la orden de permanecer en espacios interiores, la imposición de restricciones al consumo de alimentos y agua potable, la reubicación y el suministro de información. La administración de yodo estable para bloquear la tiroides no se aplicó de manera uniforme, principalmente por falta de disposiciones pormenorizadas.

La evacuación de la población de las inmediaciones de la central nuclear de Fukushima Daiichi se amplió progresivamente de un radio de 2 km alrededor de la central a 3 km, y al atardecer del 12 de marzo se había aumentado a 20 km.

La protección de los trabajadores contra la exposición a la radiación se vio gravemente afectada por las condiciones extremas imperantes en el emplazamiento, y no había disposiciones para integrar en la respuesta al personal de emergencias adicional que no había sido designado antes del accidente. Para mantener un nivel aceptable de protección de los trabajadores de emergencias en el emplazamiento, se aplicaron una serie de medidas improvisadas.

¿Dónde se liberaron los materiales radiactivos de la central de Fukushima Daiichi?

La mayor parte de las emisiones a la atmósfera fueron transportadas hacia el este, hacia el océano Pacífico Norte, pero también hubo descargas líquidas directamente al mar. Una parte relativamente pequeña de las emisiones atmosféricas se depositaron en la tierra.

Algunos radionucleidos emitidos, como el yodo 131, el cesio 134 y el cesio 137, se encontraron en el agua potable, en alimentos y en algunos productos no comestibles. Se impusieron restricciones a la distribución y el consumo de alimentos y al consumo de agua potable. Cuando se elaboró este informe, muchas personas aún no habían regresado a las zonas de las que habían sido evacuadas.

¿Se han observado efectos de la radiación en los trabajadores, la población o el medio ambiente?

En el caso de la población general, las estimaciones indican que las dosis efectivas recibidas fueron bajas, y no se ha observado ningún efecto temprano de la radiación en la salud.

En los niños, las dosis equivalentes en la glándula tiroides sobre las que se informó fueron bajas, porque su incorporación de yodo 131 fue limitada, gracias en parte a las restricciones impuestas al consumo de agua potable y alimentos. Hasta ahora no se han observado efectos prenatales de la radiación ni se han notificado abortos no deseados atribuibles a la situación radiológica.

Respecto a los cerca de 23 000 trabajadores que participaron en las operaciones de emergencia, las dosis efectivas que recibieron la mayoría estaban por debajo de los límites de dosis ocupacionales vigentes en Japón. De esas personas, 174 superaban el criterio inicial para los trabajadores de emergencias, y 6 superaban el criterio revisado temporalmente para la dosis efectiva en una emergencia.

Aunque según el UNSCEAR no se prevén efectos detectables de la radiación en la salud, llevará tiempo establecer todas sus repercusiones, ya que la latencia de estos efectos puede ser de decenios. El UNSCEAR determinó que “no se prevé un aumento discernible de la incidencia de efectos en la salud relacionados con la radiación entre la población general expuesta y su descendencia”. El efecto más importante es el que se produce en el bienestar mental y social, y que guarda relación con el enorme impacto del terremoto, el tsunami y el accidente nuclear.

En el caso de las plantas y los animales, no se han comunicado observaciones de efectos directos provocados por la radiación, aunque solo se realizaron estudios observacionales limitados en el período inmediatamente posterior al accidente.

¿Por qué no pudo resistir la central de Fukushima Daiichi el terremoto y el tsunami?

Durante el diseño y construcción de la central, los peligros externos como los tsunamis se habían evaluado principalmente sobre la base de registros sísmicos históricos y de los datos sobre tsunamis recientes en Japón. Sin embargo, el método aplicado no fue el más adecuado, y no exploró a fondo los posibles escenarios que podían provocar graves daños al núcleo del reactor.

La inundación resultante del tsunami afectó simultáneamente a los niveles de protección clave de los sistemas y equipos de la central, provocando fallos de causa común que no se habían previsto en el diseño.

Como consecuencia, la pérdida completa de la energía eléctrica ocasionó el fallo de las tres funciones fundamentales para mantener la seguridad de una central nuclear:

  • el control de la reactividad en el combustible nuclear;
  • la evacuación del calor del núcleo del reactor y de la piscina de combustible gastado;
  • el confinamiento del material radiactivo.

Por otra parte, la vulnerabilidad de la central nuclear de Fukushima Daiichi a los peligros externos no se había revaluado de manera sistemática y completa en sus años de existencia.

¿Cuál fue la estrategia de restauración adoptada para la recuperación después del accidente?

En el momento del suceso, no existían en Japón políticas ni estrategias para la restauración después de un accidente. La TEPCO y los organismos competentes del Gobierno de Japón elaboraron conjuntamente un plan estratégico amplio de alto nivel para la estabilización y clausura de la central nuclear dañada. Cuando se redactó el informe se habían restablecido las funciones de seguridad y se disponía de estructuras, sistemas y componentes para mantener condiciones estables de forma fiable.

Las autoridades japonesas han estimado que el plazo para finalizar las actividades de clausura probablemente será de unos 30 a 40 años.

¿Cuáles son las principales enseñanzas extraídas del accidente de Fukushima-Daiichi?

Debido al supuesto básico de que las centrales nucleares de Japón eran seguras, las organizaciones y su personal tendían a no poner en duda el nivel de seguridad, lo que creó una situación en la que no se introducían mejoras de la seguridad con la debida prontitud.

Sobre la base de las enseñanzas extraídas del accidente, las Partes Contratantes en la Convención sobre Seguridad Nuclear aprobaron la Declaración de Viena sobre la Seguridad Nuclear. Dicha declaración contiene principios para prevenir los accidentes con consecuencias radiológicas y mitigar tales consecuencias, en caso de que se produzcan, tras haber informado sobre la aplicación de mejoras de la seguridad que incluyen 6 ejes principales:

  1. mejora de las disposiciones y directrices para la gestión de accidentes graves; 
  2. revaluación de los peligros naturales externos en cada emplazamiento y de los sucesos que pueden afectar a varias unidades; 
  3. mejora de los sistemas de suministro de electricidad; 
  4. medios adicionales para soportar una pérdida prolongada de energía eléctrica y de refrigeración para la evacuación del calor residual; 
  5. fortalecimiento de las medidas para preservar la integridad de la contención; 
  6. mejora de los centros de control de emergencias dentro y fuera de los emplazamientos. 

Concretamente, en la evaluación de los peligros naturales se deben tener en cuenta las posibilidades de que estos ocurran de forma combinada, ya sea simultanea o secuencialmente, y sus efectos combinados en varias de las unidades de una central nuclear.

Referencias:

 The Fukushima Daiichi Accident - Report by the Director General
 The Fukushima Daiichi Accident - Report by the Director General and Technical Volumes

FacebookTwitterEmail
Temas
Publicaciones A-Z
Versión impresa