Idiomas:
Inicio » Bsques Indonesia » Nivel 1

Valoración de los ecosistemas de los bosques tropicales de Indonesia

Bsques Indonesia inicio

Contexto - Indonesia es el tercer país con mayor extensión de bosques tropicales y, al mismo tiempo, presenta las mayores tasas anuales de deforestación.

¿Qué se puede hacer para preservar este recurso natural para las generaciones futuras de Indonesia?

Este es un resumen fiel del informe publicado en 2015 por UNORCID: " Forest Ecosystem Valuation Study: Indonesia. " 

  • Fuente:UNORCID (2015)
  • Resumen & Detalles: GreenFacts
Ultima actualización: 25 octubre 2015

Introducción

Indonesia es el país con mayores tasas anuales de deforestación, superando incluso Brasil, cuya superficie forestal es cuatro veces superior. Los bosques se talan para usar la madera o para despejar el terreno para otros usos, como la minería y la siembra. Incluso las zonas forestales protegidas han sido objeto de deforestación con el fin de satisfacer la demanda de los mercados internacionales, y gran parte de las actividades de tala de Indonesia se siguen ejerciendo de forma ilegal y no regulada. En promedio, entre 2000 y 2012 se talaron anualmente 671.420 hectáreas (6.714 km²) de bosques.

Según las estimaciones, en 2013 la cubierta forestal total de Indonesia era de 98 millones de hectáreas, aproximadamente la mitad de la superficie terrestre total del país. Los terrenos forestales de Indonesia, que constituyen la tercera mayor extensión de bosques tropicales del mundo, desempeñan un papel importante en la mitigación del cambio climático a nivel nacional y mundial. También son decisivos para el crecimiento económico y el bienestar de la población. Por lo tanto, reconocer, recoger y demostrar los beneficios que aportan los ecosistemas forestales en Indonesia puede contribuir de forma significativa al proceso de transición del país hacia una economía verde. Esto puede promover el crecimiento equitativo, el desarrollo económico estable y la preservación de los recursos naturales de Indonesia para las generaciones futuras.

¿Qué importancia tienen los ecosistemas forestales de Indonesia?

La biodiversidad desempeña un papel fundamental en la seguridad alimentaria, la salud humana y los medios de subsistencia, proporcionando agua potable, madera, plantas medicinales y otros servicios importantes. La biodiversidad también aumenta la resiliencia de las comunidades a los efectos del cambio climático y contribuye a la mitigación de dichos efectos, así como al secuestro de carbono.

Estudios regionales e internacionales han establecido que, desde el punto de vista económico, los servicios ecosistémicos proporcionan anualmente bienes y servicios por valor de billones de dólares.

¿Por qué es importante valorar los bosques de Indonesia?

El Estudio de valoración de los ecosistemas forestales (EVES), busca asignar un valor mensurable a los servicios ecosistémicos provistos por los bosques en Indonesia, con el fin de ayudar a comprender el papel de los bosques en la economía y la sociedad del país. A través de una medición cuantitativa de los valores que proporciona la naturaleza, el EVES tiene por objeto aumentar considerablemente las inversiones en ecosistemas forestales y fomentar la gestión sostenible de estos recursos naturales para lograr una mayor equidad social y un crecimiento económico sostenido a largo plazo.

En los últimos años, Indonesia ha mostrado gran capacidad de liderazgo al reconocer el valor de su capital natural. Los bosques de Indonesia aportan importantes beneficios económicos, sociales y medioambientales. En concreto desde 2007, Indonesia ha estado a la vanguardia de las iniciativas mundiales para promover la reducción de emisiones causadas por la deforestación y la degradación de los bosques (REDD+, por sus siglas en inglés), un mecanismo que reconoce y recompensa las reducciones de las emisiones generadas por la deforestación y la degradación de las masas forestales, el papel de la conservación, la gestión sostenible de los bosques y el aumento de las reservas forestales de carbono.

¿Qué función desempeñan los bosques en la mitigación de la pobreza?

En Indonesia, más del 74 % de la población pobre depende de los servicios ecosistémicos para su sustento básico. Por lo tanto, el agotamiento de estos servicios tendría graves consecuencias para los medios de subsistencia de estos grupos, ampliando la brecha de inequidad del país. Los bosques de Indonesia contribuyen de forma considerable a la subsistencia de las comunidades rurales pobres a través de los productos forestales no maderables (PFNM). Por ejemplo, en promedio, en la provincia de Borneo Central, el 76 % de los ingresos de los hogares rurales proceden de los bosques y de los servicios ecosistémicos. En las comunidades donde la agricultura es la principal fuente de sustento, los bosques proveen servicios de regulación, y una mayor degradación de los mismos podría afectar sobre todo a la población rural pobre y reducir su resiliencia a los efectos inesperados del cambio climático.

¿Cuáles son las principales conclusiones de este estudio sobre la valoración de los bosques de Indonesia?

El estudio demuestra que la vía de la economía ecológica (EE), que establece el valor financiero de los servicios ecosistémicos, sería más eficaz que las prácticas habituales para mejorar la gestión de los bosques, lo que en última instancia se traduciría en un aumento de la producción y los ingresos del sector forestal.

La industria maderera aportó más de 14.000 millones de dólares a la economía de Indonesia en 2012, y una ulterior degradación de las zonas forestales llevaría al debilitamiento de esta fuente esencial de ingresos, además de suponer una pérdida significativa de ingresos fiscales para la economía del país. La opción de la economía ecológica permitiría crear una media de hasta 17.000 puestos de trabajo anuales entre 2014 y 2030, lo que supondría un total de 275.000 empleos nuevos en el sector forestal oficial.

En términos generales, la gestión sostenible de los bosques preservaría el valor de estos activos, reduciendo los costes administrativos y fiscales a nivel provincial, algo que podría ser necesario si estos servicios naturales se degradan y resulta necesario introducir alternativas. Si no se consigue aumentar las inversiones en protección forestal, la calidad del suelo disminuirá y el rendimiento agrícola se verá reducido.

Mientras tanto, se calcula que la inversión total necesaria para alcanzar el objetivo de evitar la deforestación de más de 110.000 km² de aquí a 2030, de acuerdo con las previsiones, se acerca a 10.000 millones de dólares entre 2015 y 2030. Por lo tanto, la inversión anual necesaria es ligeramente superior a 600 millones de dólares.

A nivel mundial, se estima que el valor de los servicios de regulación proporcionados por los bosques es de miles de millones de dólares al año, muy superior al coste de las medidas de conservación, y las políticas locales y planes regionales de desarrollo pueden ser eficaces para preservar el capital natural de las provincias, siempre que las partes interesadas pertinentes entiendan el valor que aportan los servicios forestales


FacebookTwitterEmailDescargar (3 páginas, 0.1 MB)
Temas
Publicaciones A-Z
Versión impresa