Idiomas:
Inicio » Mercurio » Nivel 2 » Pregunta 2

Mercurio

2. ¿Qué efectos tiene el mercurio sobre la salud de las personas?

  • 2.1 ¿Cuáles son los efectos potenciales del mercurio sobre la salud?
  • 2.2 ¿Cómo estamos expuestos al mercurio?
  • 2.3 ¿Qué niveles de mercurio podrían causar daños?
  • 2.4 ¿Cuán grandes son los riesgos planteados por el mercurio hoy en día?

2.1 ¿Cuáles son los efectos potenciales del mercurio sobre la salud?

La toxicidad del mercurio depende de la forma de mercurio a la que están expuestas las personas.

Aunque el mercurio y sus compuestos son sustancias tóxicas, se debate sobre el grado exacto de toxicidad que presentan. Los efectos tóxicos, especialmente en el caso del metilmercurio, pueden darse con concentraciones más pequeñas de lo que se había pensado en un principio. Sin embargo, este hecho está resultando difícil de probar debido a que los efectos tóxicos sospechosos son sutiles y sus mecanismos complejos. El metilmercurio es un caso particularmente importante porque puede acumularse en la cadena alimentaria y alcanzar así altas concentraciones (biomagnificación). Más…

2.1.1 El metilmercurio es un caso especial dentro de los compuestos orgánicos de mercurio debido a que un gran número de personas está expuesto a él y se conoce mejor su toxicidad. El metilmercurio en los alimentos, como por ejemplo en el pescado, supone un particular riesgo para la salud debido a que esfácilmente absorbido en el cuerpo a través del estómago y los intestinos.

Es un veneno para el sistema nervioso. La exposición durante el embarazo es altamente preocupante, debido a que el metilmercurio puede dañar el desarrollo del cerebro del bebé nonato. Algunos estudios sugieren que pequeños incrementos en la exposición pueden afectar al sistema circulatorio y al corazón.

Además, hoy en día hay algunas pruebas de que el metilmercurio puede causar cáncer a los seres humanos, aunque éstas están lejos de ser concluyentes: la IARC (Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer) ha clasificado el metilmercurio como "posiblemente carcinógeno para el ser humano" (Grupo 2B).

El incidente que tuvo lugar en los años 50 en Minamata (Japón), donde una fábrica de químicos que usaba mercurio vertió sus desechos en la bahía local, destacó el potencial venenoso del metilmercurio. Más…

2.1.2 El mercurio elemental también es venenoso para el sistema nervioso. Los seres humanos están principalmente expuestos a través de la inhalación de sus vapores. El cuerpo los absorbe a través de los pulmones y, posteriormente, el mercurio se desplaza fácilmente del riego sanguíneo al cerebro. No obstante, cuando el mercurio elemental es ingerido, la cantidad absorbida por el cuerpo es muy pequeña.

La inhalación de vapores de mercurio elemental puede provocar desórdenes neurológicos y de comportamiento, tales como temblores, inestabilidad emocional, insomnio, pérdida de memoria, cambios neuromusculares y dolores de cabeza. Así mismo puede dañar los riñones y la tiroides. También se han registrado fallecimientos debidos a altas exposiciones. Sin embargo, en estos momentos no hay pruebas suficientes para decir que el mercurio elemental cause cáncer a los seres humanos, y la IARC lo ha clasificado entre las sustancias que "no pueden ser clasificadas con respecto a su carcinogenicidad para el ser humano" (Grupo 3). Más…

2.2 ¿Cómo estamos expuestos al mercurio?

La fuente principal de vapor de mercurio elemental son las amalgamas dentales (empastes).

La dieta, especialmente el pescado, es generalmente la principal fuente de mercurio, tanto inorgánico como orgánico. El metilmercurio es, con mucho, la forma de mercurio orgánico más común, y se puede encontrar sobre todo en el pescado y en el marisco.

Para algunas personas, el lugar de trabajo también puede ser una fuente importante de exposición. Algunos ejemplos son las plantas de cloro-álcali, las minas de mercurio, las fábricas de termómetros, las refinerías, las clínicas dentales y las minas donde se usa el mercurio para extraer oro.

Las personas también pueden recibir dosis extra de mercurio en situaciones concretas, como por ejemplo cuando se usan cremas para aclarar la piel, jabones o medicamentos tradicionales que contienen compuestos de mercurio. La exposición también puede deberse a focos de contaminación localizados a través del aire y del agua, y de fugas de mercurio en casa y en el trabajo (por ejemplo, podemos encontrar mercurio en algunos contadores de gas antiguos). Más…

2.3 ¿Qué niveles de mercurio podrían causar daños?

Para el metilmercurio, la Agencia de Protección del Medio Ambiente de Estados Unidos (US EPA) ha estimado el nivel de ingesta segura en 0,1 µg/kg de peso corporal al día. Este valor está basado en un estudio desarrollado en las Islas Feroe, donde el pescado, que contiene niveles significativos de mercurio, es una parte importante de la dieta. El estudio comparó los resultados de tests de desarrollo en niños cuyas madres habían estado expuestas durante el embarazo1. Un informe de la Unión Europea, de 2001, ha confirmado este nivel de ingesta diaria segura.

Para el vapor de mercurio elemental, varios estudios demuestran que las exposiciones a largo plazo en el lugar de trabajo, alrededor de 20 µg/m3 de aire o más, tienen efectos tóxicos leves sobre el sistema nervioso central.

Se han observado otros efectos perjudiciales de las diferentes formas de mercurio en los seres humanos, pero o los descubrimientos son menos consistentes o las dosis involucradas son mucho más altas.

El Grupo de Trabajo que preparó esta evaluación, de acuerdo con su mandato, no evaluó los efectos potenciales de las exposiciones al vapor de mercurio elemental de amalgamas dentales. Tampoco llegó a conclusiones sobre si esas amalgamas causan o no efectos perjudiciales. Este sigue siendo un tema de discusión científica2. Más…

2.4 ¿Cuán grandes son los riesgos planteados por el mercurio hoy en día?

2.4.1 Para la mayoría de la gente, la alimentación y los empastes de amalgamas para los dientes son las fuentes principales de exposición al metilmercurio y al vapor de mercurio, respectivamente. Sin embargo, la contaminación local, la exposición en el trabajo, ciertas prácticas culturales o ciertas medicinas tradicionales, son ejemplos de fuentes importantes en algunas regiones (véase 2.2).

En diferentes partes del mundo se han realizado evaluaciones sobre la exposición al mercurio. Por ejemplo, en un estudio reciente realizado a 1700 mujeres en Estados Unidos, se ha descubierto que aproximadamente el 8% de esas mujeres presentaban concentraciones de mercurio en la sangre y en el pelo que superaban los niveles considerados seguros por la US EPA.

Hay datos que indican que las exposiciones en Groenlandia, Japón y otras partes del mundo son más importantes que en Estados Unidos. Por otro lado, en las últimas décadas se han tomado medidas para reducir las emisiones de mercurio en varios países (véase 6.3). Más…

2.4.2 El pescado es la principal fuente de alimento en muchas partes del mundo y provee nutrientes que no son fácilmente sustituibles. La contaminación por mercurio hace que esta importante fuente de alimentación entrañe riesgos para la salud.

Muchos países, organizaciones internacionales e investigaciones científicas han encontrado, en peces, concentraciones de entre 0,05 y 1,4 mg de mercurio por kg de tejido de pez, dependiendo del tipo de agua y de pez.

Peces depredadores y mamíferos marinos que se alimentan de otros peces tienden a presentar niveles más elevados de mercurio porque éste se bioacumula en peces y se biomagnifica en la cadena alimentaria (véase 3.1). Los niveles de mercurio son, por lo tanto, más altos en peces como la caballa, el lucio, el tiburón, el pez espada, la lucioperca, la barracuda, los atunes grandes (en oposición a los atunes pequeños, usados normalmente para el atún enlatado), la vaina y la aguja así como en las focas y las ballenas dentadas.

Es poco probable que el consumo moderado de pescado con bajos niveles de mercurio resulte en niveles preocupantes de exposición para los seres humanos. Sin embargo, las personas que consumen grandes cantidades de pescado o de mamíferos marinos contaminados pueden estar muy expuestas al mercurio y, por lo tanto, pueden estar corriendo un riesgo. De hecho, altas concentraciones de mercurio en el pescado han hecho que los gobiernos de varios países advirtiesen a los consumidores. Aconsejan a esas personas, sobre todo a los grupos sensibles (tales como mujeres embarazadas o niños de corta edad), que limiten o eviten el consumo de ciertas clases de pescado proveniente de zonas específicas. Más…


FacebookTwitterEmailDescargar (17 páginas, 0.2 MB)
TemasVersión impresa