Idiomas:

Cultivos Transgénicos y OMG

8. Conclusiones

  • 8.1 Conclusiones sobre la biotecnología agrícola
  • 8.2 Conclusiones sobre los efectos sobre el medio ambiente y la salud

8.1 Conclusiones sobre la biotecnología agrícola

Por un lado, la biotecnología agrícola puede entenderse como un complemento a la agricultura convencional. Es una herramienta científica que puede ayudar a los programas de mejoramiento de plantas y a la conservación de recursos genéticos, así como mejorar el diagnóstico y tratamiento de enfermedades de plantas y animales. Por otro lado, puede entenderse como una desviación total de la agricultura convencional, ya que permite la transferencia de material genético entre organismos que normalmente no se cruzarían.

De hecho, la biotecnología agrícola es ambas cosas al mismo tiempo, ya que no puede separarse existir sola sin la agricultura convencional. Para conseguir resultados útiles, son necesarios tanto los métodos clásicos de mejoramiento de las plantas como la información derivada de la genómica. La agrícola tiene implicaciones internacionales y puede ganar más importancia en los países en vías de desarrollo1. Sin embargo, surgió en los países desarrollados, que siguen dominando esta tecnología. De este modo, la investigación tiende a centrarse en los cultivos importantes para los países desarrollados más que para los países en desarrollo, que generalmente no disponen ni de fondos para la investigación ni de programas de mejoramiento que son necesarios para la tecnología de modificación genética. Más…

1 India, China, Argentina y Brasil son algunos de los países que tienen programas activos de desarrollo de biotecnología.

8.2 Conclusiones sobre los efectos sobre el medio ambiente y la salud

Hasta la fecha, los países en los que se han introducido en los campos cultivos modificados genéticamente no se ha observado ningún daño significativo ni a la salud ni al medio ambiente. Las mariposas monarcas no se han visto afectadas significativamente. Las plagas no han desarrollado una resistencia a Bt. Hay algunas pruebas de malas hierbas resistentes a herbicidas, pero las “supermalezas” no han invadido ecosistemas agrícolas o naturales. Al contrario, están surgiendo importantes beneficios ambientales y sociales. Los agricultores están usando menos pesticidas o las usan de menor toxicidad, reduciendo así el daño a los suministros de agua y a la salud de los trabajadores, al mismo tiempo que permite una vuelta de los insectos benéficos a los campos.

Mientras tanto, se han encontrado soluciones técnicas o de gestión para solucionar algunos de los problemas asociados con la primera generación de cultivos modificados genéticamente, como por ejemplo la resistencia a antibióticos.

Sin embargo, el hecho de que hasta ahora no se hayan observado efectos negativos no significa que tales efectos no puedan surgir. Por lo tanto, los científicos recomiendan una mayor investigación.

La FAO apoya un sistema de evaluación de base científica que determine objetivamente los beneficios y riesgos de cada OMG. Para ello hay que adoptar un procedimiento prudente caso por caso para afrontar las preocupaciones legítimas por la bioseguridad de cada producto o proceso antes de su homologación. Es necesario evaluar los posibles efectos sobre la biodiversidad, el medio ambiente y la seguridad de los alimentos, y la medida en que los beneficios del producto o proceso compensan los riesgos calculados. El proceso de evaluación también debería tener en cuenta la experiencia adquirida por las autoridades nacionales de normalización al aprobar tales productos. También es imprescindible un atento seguimiento de los efectos de estos productos y procesos después de su introducción para asegurar que siguen siendo seguros para los seres humanos, los animales y el medio ambiente.

“La ciencia no puede declarar que una tecnología está completamente exenta de riesgos. Los cultivos sometidos a ingeniería genética pueden reducir algunos riesgos ambientales asociados con la agricultura convencional, pero también introducirá nuevos desafíos que hay que afrontar. La sociedad tendrá que decidir cuándo y dónde la ingeniería genética es suficientemente segura.” (FAO 2004) Más…


FacebookTwitterEmailDescargar (18 páginas, 0.3 MB)
TemasVersión impresa