Idiomas:
Inicio » Desertificación » Nivel 2 » Pregunta 4

Desertificación

4. ¿Cuáles son las principales causas de la desertificación?

  • 4.1 ¿Qué factores sociales, económicos y políticos contribuyen a la desertificación?
  • 4.2 ¿Influye la globalización sobre la desertificación?
  • 4.3 ¿Cómo afectan los usos del suelo a la desertificación?

"La desertificación se produce como consecuencia de una combinación de factores sociales, políticos, económicos y naturales que varían según el lugar y evolucionan con el tiempo. Entre ellos se encuentran factores indirectos como la presión poblacional, factores socioeconómicos y políticos, el comercio internacional y factores directos como la distribución de los usos del suelo y las técnicas de explotación o los procesos relativos al clima."

Estos factores merman la productividad de la tierra y provocan una espiral de degradación y pobreza (gráfica 1.1). Las poblaciones de las tierras secas pueden prevenir la degradación mejorando sus métodos agrícolas y su régimen de pastoreo de un modo sostenible, siempre que las condiciones lo permitan.

Para responder a los problemas con eficacia, es importante, aunque difícil, distinguir los efectos que se producen de forma natural de los que están provocados por decisiones de gestión o por factores económicos y políticos.

4.1 ¿Qué factores sociales, económicos y políticos contribuyen a la desertificación?

Las políticas que se traducen en un uso insostenible de los recursos y en un déficit de infraestructuras adecuadas contribuyen en gran medida a la degradación del suelo. La agricultura puede resultar beneficiosa o perjudicial, en función de cómo se gestione. Las instituciones locales pueden ayudar a prevenir la desertificación permitiendo a los usuarios de las tierras un uso y una gestión más efectiva de los servicios de los ecosistemas, así como un acceso más amplio a la tierra productiva, el capital, la mano de obra y la tecnología.

Las políticas que fomentan la agricultura sedentaria en detrimento del pastoreo nómada pueden contribuir a la desertificación. La mayoría de las zonas secas, en concreto el 65%, son pastos más aptos para el pastoreo sostenible que para la producción agrícola. Tanto la sedentarización de los pueblos nómadas como la restricción de sus desplazamientos contribuyen a la desertificación porque reducen su capacidad de adaptar sus actividades económicas ante situaciones adversas como la sequía.

Cuando agricultores y pastores pierden el control sobre la tierra que explotan o la garantía de continuidad a largo plazo, dejan de tener alicientes para utilizar métodos sostenibles desde el punto de vista medioambiental, y esto puede repercutir gravemente sobre la desertificación. El control y la garantía de continuidad no implican necesariamente derechos de propiedad privada; de hecho, la gestión colectiva y la gestión en manos de la comunidad han resultado bastante eficaces. Las decisiones equivocadas pueden provocar problemas de escasez de agua, agotamiento de los acuíferos, erosión del suelo y salinización. Más…

4.2 ¿Influye la globalización sobre la desertificación?

El proceso de globalización puede contribuir a la desertificación o ayudar a prevenirla. La globalización crea vínculos más fuertes entre los factores locales, nacionales, subregionales, regionales y mundiales relacionados con la desertificación. Algunos estudios han demostrado que, en las zonas secas, la liberalización del comercio, las reformas macroeconómicas y los esfuerzos centrados en aumentar la producción agrícola y ganadera para la exportación pueden en ocasiones conducir a la desertificación. En otros casos, la ampliación de los mercados puede alentar mejoras agrícolas positivas.

La organización del comercio mundial y las políticas de los gobiernos sobre la materia pueden influir considerablemente sobre la producción de alimentos y los hábitos de consumo. Además, pueden afectar de manera directa o indirecta a la capacidad de los ecosistemas de las tierras secas de recuperarse ante las presiones. Las subvenciones a la producción y a la exportación (como las existentes en la Unión Europea y EE. UU.) estimulan la sobreproducción en dichos países de muchos productos agrícolas destinados a la alimentación. Esta situación puede hacer bajar los precios en el mercado internacional y en muchas ocasiones ha puesto en peligro el sustento de un gran número de productores de alimentos en países más pobres. Sin embargo, eliminar los obstáculos al comercio internacional sin una regulación a nivel nacional puede fomentar también los métodos agrícolas insostenibles. Más…

4.3 ¿Cómo afectan los usos del suelo a la desertificación?

La erosión y los problemas de retención del suelo afectan a los servicios de los ecosistemas en Burkina Faso.
La erosión y los problemas de retención del suelo afectan a los servicios de los ecosistemas en Burkina Faso.
Fuente: EM

A lo largo de la historia, el modo de vida de las tierras secas ha consistido en una combinación de caza, recolección, agricultura y pastoreo. Esta composición variaba con el tiempo, y en función del lugar y la cultura, ya que las duras condiciones obligaban a las personas a ser flexibles en el uso de la tierra. Sin embargo, el crecimiento de la población ha motivado la extensión de los cultivos en las zonas secas. En algunos casos, esto ha provocado desertificación y han surgido conflictos entre pastores y agricultores que reclamaban el acceso a las mismas tierras. En otros casos, cuando la coyuntura política y la situación de los mercados eran favorables, se produjeron interacciones beneficiosas entre los dos colectivos.

En algunas zonas, la expansión de los cultivos ha sido posible por un aumento, a menudo insostenible, de la irrigación. El avance del regadío puede provocar problemas medioambientales el anegamiento, la salinización, la contaminación del agua, la eutrofización y la sobreexplotación de los acuíferos. En conjunto, el regadío ha tenido un gran impacto sobre las aguas continentales, provocando una disminución de la biodiversidad y acentuando la desertificación.

Los incendios intensos y frecuentes que afectan a la vegetación natural pueden contribuir a la desertificación. Sin embargo, las pequeñas quemas controladas pueden ser importantes para la gestión de los sistemas agrícolas y de pastoreo de las tierras secas, al fomentar el ciclo de nutrientes y la calidad del forraje. Más…


FacebookTwitterEmailDescargar (24 páginas, 0.6 MB)
TemasVersión impresa