Idiomas:
Inicio » Biodiversidad (MA) » Nivel 2 » Pregunta 1

Biodiversidad y Bienestar Humano

1. Biodiversidad: ¿Qué es, dónde se encuentra y por qué es importante?

  • 1.1 ¿Qué es la biodiversidad?
  • 1.2 ¿Dónde se encuentra la biodiversidad?
  • 1.3 ¿Qué relación existe entre la biodiversidad y los servicios de los ecosistemas?

1.1 ¿Qué es la biodiversidad?

El término biodiversidad es una contracción de la expresión “diversidad biológica”. La biodiversidad refleja el número, la variedad y la variabilidad de los organismos vivos y cómo éstos cambian de un lugar a otro y con el paso del tiempo. Incluye la diversidad dentro de las especies (diversidad genética), entre especies (diversidad de las especies) y entre ecosistemas (diversidad de los ecosistemas).

La biodiversidad es importante para todos los ecosistemas; no sólo para los "naturales", como los parques nacionales o las reservas naturales, sino también para los controlados por el hombre, como las granjas, las plantaciones y hasta los parques urbanos. La biodiversidad constituye la base de múltiples beneficios que los ecosistemas proporcionan al hombre.

A pesar de las herramientas y fuentes de información con las que se cuenta, es difícil medir la biodiversidad con precisión. Sin embargo, pocas veces se necesitan respuestas precisas para comprender lo necesario sobre la biodiversidad, cómo está cambiando o las causas y consecuencias de dicho cambio.

Para medir los diferentes aspectos de la biodiversidad, se utilizan diversos indicadores ecológicos, como el número de especies que se encuentran en un área determinada. Estos indicadores son esenciales para el seguimiento, la evaluación y los procesos decisorios. Están concebidos para transmitir información a los responsables políticos de forma rápida y fácil. Sin embargo, ningún indicador es capaz de recoger por sí solo todos los aspectos de la biodiversidad. Más en inglés…

Cuadro 1.1 Interrelación entre la biodiversidad, los servicios de los ecosistemas y el bienestar humano [en]

Cuadro 1.2: Calcular y medir la biodiversidad, algo más que la riqueza de especies [en]

Cuadro 1.3: Los indicadores biológicos y la biodiversidad [en]

Cuadro 1.4: Requisitos que debe cumplir un indicador ecológico para ser útil [en]

1.2 ¿Dónde se encuentra la biodiversidad?

La vida y, por lo tanto, la biodiversidad, está presente a lo largo y ancho de la superficie de la Tierra y en todas y cada una de las gotas que se encuentran en sus aguas. Poca gente es consciente de esto, ya que la mayoría de los organismos son pequeños o invisibles a simple vista. Además, muchos son raros, viven poco tiempo o permanecen ocultos.

No es fácil describir la biodiversidad. Su aspecto más conocido es la clasificación de especies de animales y plantas, que se centra sobre todo en los animales observables a simple vista, los ecosistemas templados y los elementos de interés para el hombre. Se calcula que en la tierra hay entre 5 y 30 millones de especies. Sin embargo, hasta el momento, sólo se han identificado entre 1,7 y 2 millones. Para subsanar esta deficiencia es imprescindible contar con inventarios más completos. Más en inglés…

1.2.1 Aunque la información disponible no ofrece con frecuencia una visión precisa de la amplitud y distribución de todos los componentes de la biodiversidad, sí proporciona aproximaciones de gran utilidad. Por ejemplo, se dispone de información útil sobre la distribución de especies en determinadas zonas, como en las regiones templadas de Norteamérica, Europa y Asia; por ejemplo, de algunos pájaros y mamíferos. Los indicadores pueden utilizarse como complemento a estas informaciones. Los biomas son comunidades ecológicas de organismos, relacionadas con unas condiciones climáticas y geográficas determinadas; por ejemplo, los desiertos, las praderas y los bosques tropicales húmedos. Su estudio puede proporcionar una visión de conjunto de las diferentes funciones ecológicas dentro de una comunidad y de su diversidad biológica.

La Tierra puede dividirse también en ocho reinos biogeográficos que, a grandes rasgos, comparten una evolución biológica similar. Existen diferencias notables en la composición de especies entre los diferentes reinos. Más en inglés…

1.2.2 Se pueden hacer cálculos aproximados del ritmo de extinción de las especies, basados en el conocimiento actual sobre la evolución de la biodiversidad en el tiempo. La historia de la vida está marcada por cambios considerables. Los fósiles permiten calcular el ritmo de extinción de especies que fueron lo suficientemente abundantes y grandes como para dejar fósiles. El ritmo actual de extinción se analiza en la Pregunta 3.

Existe un desajuste entre la dinámica de los cambios en los sistemas naturales y la reacción del hombre ante estos cambios. Esto se debe a que los cambios en los ecosistemas tardan un tiempo en hacerse patentes, a la complejidad de la interacción entre los sistemas socioeconómico y ecológico, y a la dificultad para predecir los umbrales a los que se producirán cambios rápidos o repentinos.

Traspasar un umbral determinado puede provocar cambios rápidos e importantes en la biodiversidad y en los beneficios que el ecosistema proporciona al hombre. Esto se ha observado en ecosistemas acuáticos abiertos cuando se traspasa un umbral de temperatura o se produce una sobreexplotación de los recursos. Por ejemplo, un aumento en el aporte de nutrientes puede provocar que los arrecifes dominados por el coral se conviertan en ecosistemas dominados por las algas, que son menos diversos y productivos desde el punto de vista biológico. Las especies invasoras también pueden desencadenar cambios drásticos en la estructura de los ecosistemas. Por ejemplo, la introducción en el Mar Negro de una especie carnívora similar a la medusa provocó la desaparición de 26 especies importantes para la pesca y ha contribuido de esta manera a la expansión de la zona “muerta” sin oxígeno. Más en inglés…

1.3 ¿Qué relación existe entre la biodiversidad y los servicios de los ecosistemas?

Los servicios de los ecosistemas son los beneficios que las personas obtienen de los ecosistemas, entre otros:

  • Servicios de aprovisionamiento: alimentos, agua limpia, madera, fibra, recursos genéticos, etc.
  • Servicios de regulación: por ejemplo del clima, las inundaciones, las enfermedades, la calidad del agua y la polinización.
  • Servicios culturales: recreativos, estéticos, espirituales, etc.
  • Servicios de apoyo: como la formación del suelo y el ciclo de nutrientes.

La biodiversidad desempeña un papel importante en el funcionamiento de los ecosistemas y en los servicios que proporcionan. En lo que se refiere estos servicios, las especies concretas que componen el ecosistema desempeñan un papel tan importante como la riqueza de especies, o incluso más, ya que el funcionamiento de un ecosistema y, por lo tanto, su capacidad para proporcionar servicios al hombre, está determinado en gran medida por las características ecológicas de las especies más abundantes, y no por el número de especies.

La pérdida local de una especie esencial puede alterar los servicios del ecosistema durante mucho tiempo. Los cambios en las interacciones entre especies también pueden tener efectos negativos sobre los procesos de los ecosistemas.

Tabla 1.1: Sorpresas ecológicas provocadas por interacciones complejas [en]

En tierra, la biodiversidad influye en procesos fundamentales de los ecosistemas, como la producción de materia viva, el ciclo de nutrientes, el ciclo del agua y la formación y retención del suelo. Todos estos procesos regulan y aseguran los servicios de apoyo, necesarios para la producción del resto de los servicios de los ecosistemas. Las diferencias entre los procesos de los ecosistemas de regiones diferentes se deben principalmente a las diferencias en el clima, en la disponibilidad de recursos y otros factores externos, y no a las diferencias en la riqueza de especies. Aunque la pérdida de biodiversidad puede provocar únicamente efectos menores sobre los ecosistemas a corto plazo, podría limitar su capacidad para adaptarse en el futuro a entornos cambiantes.

La biodiversidad también afecta a los servicios de regulación, que regulan los procesos de los ecosistemas, el clima, las inundaciones, las enfermedades y la calidad del agua.

  • La conservación de las especies autóctonas, en número, tipos y abundancia relativa, puede mejorar la resistencia de un gran número de ecosistemas naturales y seminaturales contra las especies invasoras.
  • La diversidad de los insectos polinizadores, que son imprescindibles para la reproducción de muchas plantas, ha sufrido un declive a nivel mundial.
  • La biodiversidad, en particular la diversidad de los tipos de plantas y la distribución de los diferentes tipos de paisajes, influye sobre el clima a escala local, regional y mundial. De esta manera, algunos aspectos que afectan a la biodiversidad, como la modificación de los usos del suelo y de la cobertura de la tierra, pueden a su vez tener efectos sobre el clima. Algunos componentes de la biodiversidad desempeñan un papel en la captura de carbono y, por lo tanto, son importantes en la lucha contra el cambio climático.
  • La capacidad de los ecosistemas para controlar plagas depende en gran medida de la biodiversidad y es beneficiosa para la seguridad alimentaria, los hogares rurales y la renta nacional de muchos países.
  • Los microbios marinos contribuyen a controlar la contaminación al eliminar sustancias tóxicas presentes en el medio ambiente, pero no se conoce del todo cómo influye la diversidad de especies en este proceso de eliminación.

Más en inglés…


FacebookTwitterEmailDescargar (88 páginas, 2.5 MB)
Biodiversidad (MA) foldout
TemasVersión impresa