Idiomas:
Inicio » Ecosistemas » Nivel 2 » Pregunta 1

Cambios en los ecosistemas

1. ¿Cómo han cambiado los ecosistemas?

  • 1.1 ¿Qué tipos de ecosistemas han cambiado más?
  • 1.2 ¿Cómo han cambiado los ciclos medioambientales?
  • 1.3 ¿Qué cambios se han observado en la biodiversidad?

1.1 ¿Qué tipos de ecosistemas han cambiado más?

1.1.1 Prácticamente todos los ecosistemas de la Tierra han sido transformados de forma significativa por las actividades humanas. En la segunda mitad del siglo XX, los ecosistemas se modificaron a un ritmo mayor que en ningún otro momento de la historia de la humanidad. Algunos de los cambios más importantes han sido la transformación de bosques y praderas en tierras de cultivo, el desvío y almacenamiento de agua dulce en represas y la pérdida de zonas de manglares y de arrecifes de coral.

Hoy en día, los cambios más rápidos están teniendo lugar en los países en vías de desarrollo, aunque los países industrializados experimentaron cambios comparables en el pasado. No obstante, parece que las transformaciones actuales están teniendo lugar a un ritmo mayor que las anteriores a la era industrial. Más en inglés…

1.1.2 Se han evaluado diez categorías de ecosistemas: Más en inglés…

(en estos enlaces encontrará más información y mapas en inglés)

Véase también la tabla comparativa de los ecosistemas evaluados [en]

1.1.3 En los ecosistemas marinos, las poblaciones de especies sometidas a la pesca se han visto afectadas por la demanda mundial creciente de alimentos para el consumo humano y animal. Desde el comienzo de la pesca industrial, la masa total de especies marinas explotadas con fines comerciales ha disminuido en torno a un 90% en la mayor parte del mundo.

La creación de represas y la captación de agua para uso humano ha modificado los ecosistemas de agua dulce, causando cambios en los flujos de muchos de los grandes sistemas fluviales. Lo que a su vez ha derivado en otros efectos tales como la reducción de los flujos de sedimentos, que constituyen la principal fuente de nutrientes para los ecosistemas de estuarios.

En cuanto a los ecosistemas terrestres, más de la mitad del área ocupada originalmente por diferentes tipos de praderas y bosques ha sido convertida en tierras agrícolas. Los únicos ecosistemas terrestres que han sufrido relativamente pocos cambios son la tundra y los bosques boreales. Sin embargo, el cambio climático ha empezado a afectarles. Más en inglés…

1.1.4 De forma general, la transformación de ecosistemas en tierras agrícolas ha comenzado a frenarse. Las posibilidades de continuar expandiendo las tierras de cultivo están disminuyendo en numerosas regiones del mundo porque la mayor parte de las tierras apropiadas ya han sido transformadas. El aumento de la productividad agrícola también está haciendo que disminuya la necesidad de más tierras de cultivo. En este sentido, ciertas áreas agrícolas en regiones templadas están siendo reconvertidas en bosques o no se cultivan. Más en inglés…

1.2 ¿Cómo han cambiado los ciclos medioambientales?

La capacidad de los ecosistemas de proporcionar beneficios a los seres humanos, esto es, su capacidad de prestar servicios, depende de los ciclos medioambientales del agua, el nitrógeno, el carbono y el fósforo. En algunos casos, estos procesos han sido modificados de forma significativa por la actividad humana. Los cambios han sido más rápidos en la segunda mitad del siglo XX que en ningún otro momento de la historia de la humanidad. Más en inglés…

1.2.1 El ciclo del agua: la captación de agua desde ríos y lagos para irrigación, usos urbanos y aplicaciones industriales se ha duplicado entre 1960 y 2000. En general, las personas usan algo más del 10% de los recursos renovables disponibles de agua dulce. Sin embargo, en regiones como el Norte de África, el agua subterránea se capta más rápido de lo que se renueva. Más en inglés…

1.2.2 El ciclo del carbono: en los últimos dos siglos y medio, la concentración de dióxido de carbono en la atmósfera ha aumentado un tercio. Los ecosistemas terrestres eran una fuente neta de dióxido de carbono durante el siglo XIX y principios del XX, pero se convirtieron en un sumidero neto de carbono en algún momento a mediados del siglo pasado. La causa de este cambio no es otra que el mayor crecimiento de las plantas como consecuencia, entre otras, de una nueva gestión forestal y nuevas prácticas agrícolas. Más en inglés…

1.2.3 El ciclo del nitrógeno: la cantidad total de nitrógeno puesta a disposición de los organismos como consecuencia de las actividades humanas se multiplicó por nueve entre 1890 y 1990, y en especial desde 1950 por el empleo de fertilizantes sintéticos. Hoy en día, las actividades humanas generan la misma cantidad de nitrógeno que todas las fuentes naturales juntas. Más en inglés…

1.2.4 El ciclo del fósforo: el empleo de fertilizantes con fósforo y la tasa de acumulación de fósforo en suelos agrícolas casi se triplicaron entre 1960 y 1990, pero han disminuido algo desde entonces. El flujo de fósforo hacia los océanos es hoy tres veces mayor que el flujo natural. Más en inglés…

1.3 ¿Qué cambios se han observado en la biodiversidad?

Un cambio en un ecosistema afecta necesariamente a las especies que forman parte de él, del mismo modo que los cambios en las especies afectan a los procesos del ecosistema. Más en inglés…

1.3.1 El reparto de las especies en la Tierra se está volviendo cada vez más homogéneo. Esto se debe a la extinción de especies o a la pérdida de poblaciones específicas de una región particular y a la invasión o introducción de especies en nuevas áreas. Por ejemplo, de las especies no nativas del Mar Báltico, una gran proporción son nativas de los Grandes Lagos de Norteamérica. Del mismo modo, algunas de las especies no nativas que se encuentran en los Grandes Lagos pueden estar naturalmente presentes en el Mar Báltico. Más en inglés…

1.3.2 En muchos grupos de especies, la mayoría de las especies han experimentado un declive en el tamaño de sus poblaciones, en su distribución geográfica o en ambas. Ciertas especies puede que no retrocedan si, por ejemplo, están protegidas en reservas naturales, si se elimina alguna de las amenazas que sufren o si son capaces de prosperar en entornos modificados por el ser humano. En grupos bien estudiados (coníferas, cycadas, anfibios, aves y mamíferos), entre el 10 y el 50% de las especies se encuentra actualmente en peligro de extinción. Más en inglés…

1.3.3 La extinción de especies forma parte de la historia natural de la Tierra. Sin embargo, durante estos últimos siglos, los seres humanos han aumentado el ritmo de extinción entre 50 y 1.000 veces en comparación con el ritmo natural. Más en inglés…

1.3.4 En conjunto, el abanico de diferencias genéticas ha disminuido en el seno de cada especie, especialmente en los cultivos y el ganado. Esto también se ha observado en aquellas especies salvajes que han sufrido una gran explotación con fines comerciales. Sin embargo, no se tiene mucha información sobre otras especies salvajes. En ecosistemas agrícolas, la intensificación de la agricultura y el menor empleo de especies locales tradicionales en favor del uso de unas pocas variedades modernas ha reducido la diversidad genética de plantas y animales domesticados. Los bancos de semillas han evitado en parte la pérdida definitiva de diversidad genética. Más en inglés…


FacebookTwitterEmailDescargar (79 páginas, 1.7 MB)
Temas
Publicaciones A-Z
Versión impresa